Cuando ocurre un siniestro, su seguro no debe ser un problema más.

Los seguros de daños son herramientas indispensables para proteger el patrimonio de personas y empresas contra diversos riesgos, como: fenómenos naturales, incendio, explosión, robo, transporte de mercancías, responsabilidad civil empresarial, agropecuarios, y muchos otros.

No obstante, en algunos casos la aseguradora incumple injustificadamente con la promesa de protección, y es necesario tomar acciones legales para exigir el cumplimiento del contrato de seguro.

El reto principal para las personas y empresas que sufren un siniestro es volver a la normalidad y evitar que sus activos sufran más daños, por lo que una negativa de la aseguradora obstaculiza aún más superar ese desafío.

Además, los seguros de daños revisten una complejidad técnica muy particular, que demandan una experiencia y conocimientos especializados para reclamar eficazmente lo que legalmente corresponde.

Por eso nuestro despacho está enfocado en asumir el proceso de reclamación y acciones legales necesarias para que la aseguradora responda conforme al contrato. Para que nuestros clientes se concentren en lo que es realmente importante.

No dude en consultarnos en forma completamente gratuita, y le daremos la información que le permita tomar la mejor decisión para exigir el cumplimiento de un contrato de seguro de cualquier tipo de daños.

Asesores en Seguros

Causas de rechazo más comunes en seguros de daños.

Toda vez que los seguros de daños son muy variados y técnicamente complejos, las aseguradoras aducen un sin fin de argumentos para negar o reducir el pago de la indemnización correspondiente.

Algunos conceptos invocados por las compañías de seguros son:

  • Agravación del riesgo.
  • Exclusión del riesgo.
  • Falta de comprobación de preexistencia de bienes o valores.
  • Falta de violencia en el robo (casas habitaciones o negocios).
  • Falta de cobertura de ciertos fenómenos hidrometeorológicos.
  • "Bajo seguro" o suma asegurada insuficiente o por debajo del valor real.
  • Depreciación de bienes.
  • Prescripción

Preguntas Frecuentes.

¿A qué TENGO derecho como asegurado?

Durante el siniestro:

1. A recibir los beneficios contratados en la póliza por riesgos ocurridos dentro del período de gracia, aún si no se ha pagado la prima durante este período.

2. A una asesoría integral sobre su siniestro por parte del representante de la compañía aseguradora. 

3. A recibir el pago de la indemnización en un término de 30 días después de entregar la información o documentación que permita a la aseguradora conocer las circunstancias del siniestro.

4. A recibir una indemnización por mora  (intereses moratorios) en caso de retraso en el pago de la indemnización. 

5. A designar un perito para valuar los daños.

En caso de rechazo o negativa de la aseguradora:

1. Puede agotar el procedimiento conciliatorio ante CONDUSEF o acudir directamente a los tribunales competentes.

2. Cuenta con dos años para interponer demanda y ejercitar sus acciones legales.

3. Tiene derecho legal irrenunciable a exigir indemnización por mora.

¿Qué son exclusiones al riesgo?

Son eventualidades que se encuentran expresamente excluidas en el contrato de seguro, de una manera precisa.

La aseguradora tiene la obligación de redactar las cláusulas de exclusión de una manera clara y precisa, por lo que cualquier ambigüedad respecto de una exclusión al riesgo puede dar pie a que se interprete a favor del asegurado.

¿Qué es una Agravación de Riesgo?

Son hechos importantes para la apreciación del riesgo, que pudieran implicar un cambio en las condiciones de aseguramiento si la aseguradora los conociera antes de celebrar el seguro.

El asegurado está obligado a informar de las agravaciones al riesgo tan pronto las conozca.

No obstante, si el Asegurado no notifica dicha Agravación y esta NO INFLUYE en la realización del siniestro, la Compañía no se puede negar a pagar.

¿Cuánto dura un juicio contra una aseguradora?

La duración del juicio contra una compañía aseguradora es variable y depende de varias circunstancias: la complejidad del asunto, si se desarrolla en la vía oral u ordinaria, el juzgado o tribunal que lo resuelve, etc. 

Por regla general, un juicio oral es significativamente más corto que un juicio ordinario, además de que no existe una segunda instancia, al no haber recurso de apelación, lo que reduce el tiempo del juicio.

Es importante considerar que durante toda la duración del litigio se siguen generando intereses moratorios y que también pueden reclamarse costas en caso de prevalecer en juicio.

¿Cuánto tiempo tengo para demandar a una aseguradora?

Según la Ley, las acciones derivadas de los contratos de seguro pueden ejercitarse dentro de los dos años siguientes a la ocurrencia del evento que les da origen, como en el caso de invalidez, pero en el caso de fallecimiento en seguros de vida, se establece un plazo de cinco años para reclamar el seguro. 

No obstante, existen algunas excepciones a la regla anterior, ya que el plazo de prescripción no puede correr sino hasta que el beneficiario tiene conocimiento del derecho constituido a su favor.

Por eso es indispensable estudiar cada caso en particular, ya que pueden haberse actualizado supuestos en los que no transcurre el término de prescripción, a pasar de que el fallecimiento o la invalidez hayan ocurrido con dos años o más de antigüedad.

¿Qué costo tienen sus servicios?

En caso de que requiera nuestros servicios de representación legal en un juicio, no cobramos ninguna clase de anticipos y nuestros honorarios se fijan a resultados, es decir: si el cliente no gana, nosotros tampoco.

Cada caso es diferente, por lo que si tiene cualquier duda sobre el monto de honorarios o costos de un juicio no dude en contactarnos sin compromiso para una consulta gratuita, donde podemos darle información más precisa.