Acciones legales contra una compañía aseguradora.

En México, la Ley protege a las personas que reciben un rechazo injustificado de la compañía aseguradora, poniendo a su alcance diversas acciones e instrumentos legales para reclamar el pago de lo que contractual y legalmente corresponde. Principalmente, son dos las vías para exigir el cumplimiento de un seguro: el procedimiento conciliatorio ante CONDUSEF, y un Juicio Mercantil.

 
 
condusef.jpg

Procedimiento Conciliatorio ante CONDUSEF.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) es un organismo creado para atender y resolver quejas y reclamaciones de los usuarios de servicios financieros, incluyendo los relacionados con el sector asegurador.

No es indispensable contar con abogado en la etapa conciliatoria, pero es muy recomendable, ya que durante el procedimiento conciliatorio se pueden ventilar puntos importantes, que preparan el camino para una demanda ante los tribunales en caso de que no exista un acuerdo; y una vez cerrado el procedimiento conciliatorio el usuario ya no puede volver a reclamar sobre los mismos hechos. Es importante considerar que CONDUSEF no tiene facultades para obligar a una aseguradora a pagar o cumplir el seguro, ya que se trata de una instancia conciliatoria.

Muchos problemas son fácilmente resueltos en CONDUSEF, pero algunas cuestiones, relativas al pago de indemnizaciones de seguros, requieren un correcto planteamiento, fundamentando la reclamación.

 
Imagen Suprema Corte de Justicia.jpg

Juicios Mercantiles contra Aseguradoras.

En caso de que no se logre una conciliación con la aseguradora, o si así lo desea el reclamante, la otra vía para exigir a la compañía el cumplimiento del contrato es una demanda judicial, normalmente por la vía mercantil, pudiendo tramitarse en juicio ordinario o juicio oral, dependiendo de la cuantía reclamada.

Si bien es nuestro interés primordial procurar un arreglo conciliatorio con las compañías aseguradoras que sea satisfactorio para nuestros clientes, tenemos amplia experiencia en la tramitación de demandas contra aseguradoras tanto en la vía ordinaria como en la vía oral.

Para demandar una aseguradora es indispensable estar debidamente asesorado y representado por abogados que dominen la materia mercantil, y en particular, las acciones derivadas del contrato de seguro, así como su legislación aplicable; que permita garantizar una defensa exitosa de los intereses de quien demanda a una aseguradora.