Aumentan pólizas de automóviles y gastos médicos.

Si bien diferentes aseguradoras han afirmado que han hecho lo posible para que las pólizas de auto y de gastos médicos no se incrementen como resultado del alza en el tipo de cambio, pudiendo afectar el bolsillo de sus clientes, estos productos sí han registrado un aumento en sus precios.

De acuerdo con el Banco de México, durante enero el tipo de cambio promedio fue de 21.39 pesos por dólar, lo que representa una depreciación anual de 18.3% respecto al mismo mes del 2016.

En diferentes reuniones con medios la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ha admitido que el monto de las pólizas de seguros de auto y de gastos médicos han aumentado debido a que muchas de las refacciones para la compostura de autos, el equipo médico y medicinas para tratamientos son importados y pagados en dólares.

Pese a ello, la institución no previó un impacto negativo en las pólizas de seguros, pues aseguró que la mayoría de las compañías que tienen obligaciones en dólares tiene cubiertas las pólizas en esa divisa, por lo que no tendría que afectar al asegurado.

Francisco Oliveros, CEO de Seguros SURA México, reconoció que si bien el monto de la siniestralidad ha aumentado en los productos mencionados, ello obedece más a un tema del costo de reparaciones y no a que ha crecido el número de casos atendidos.

Afirmó que este incremento en el costo de la reparación de autos y de atención a enfermedades ha sido recogido por las instituciones de seguros y no por los asegurados, “las aseguradoras hemos estado buscando dónde generar eficiencias, pero va a llegar un momento en donde el costo del dólar más el incremento de la gasolina harán que haya un aumento en los costos de las pólizas”.

Por su parte, Igal Rubinstein, socio director de 4P/MX, dijo que sin duda las primas de ambos productos han tenido un incremento en sus precios y detalló que esto se debe a la inflación y a que el sector asegurador está prácticamente dolarizado.

“Siendo una compañía de brókeres de seguros, hemos podido constatar que la mayoría de las aseguradoras incrementó el precio de las pólizas de autos; cada empresa sube como quiere, en el canal que quiere, en cierto tipos de autos o en algunas coberturas, pero la realidad es que todo el mercado subió”, destacó.

Mencionó que en la actualidad una póliza de gastos médicos amplia (de las mejores en el mercado), contratada en una de las aseguradoras más grandes a nivel global y que cubre a una familia de dos papás y dos hijos, puede tener un costo promedio de hasta 14,000 dólares al año.

En un breve ejercicio realizado por El Economista, se preguntó a 238 personas que tienen un seguro de auto y/o de gastos médico y si éstos tuvieron un aumento en su prima en la última renovación que hicieron.

En la encuesta realizada 48.7% destacó que el aumento percibido en el costo de su seguro de auto y/o gastos médicos fue de entre 10 y 15%, mientras que para 18.4% de los lectores el aumento registrado en el pago de su prima fue desde 25 y hasta 40 por ciento.

Hubo personas (17.2%) que aseguraron que el incremento en su prima incluso fue más de 40 por ciento. La minoría (15.5%) dijo que el pago de su prima disminuyó, pero en las especificaciones detallaron que el pago de su seguro bajó debido a que cambiaron de producto o de aseguradora.

El hecho de que el sector asegurador esté tan indexado al dólar tiene un aspecto positivo para el mercado, pues, afirmó Igal Rubinstein, “el mercado crece y seguirá creciendo, derivado del aumento en los costos de algunos productos.

“En México, tristemente, el crecimiento del mercado no ha ido de la mano de un aumento en la adquisición de seguros”, precisó.