Las promesas deben cumplirse.

Cuando contratamos un seguro de vida, contratamos una promesa de protección y tranquilidad para nuestra familia y nuestros seres queridos. Sin embargo, en muchos casos la aseguradora incumple injustificadamente ese compromiso, afectando el patrimonio del asegurado o de los beneficiarios, quienes además de enfrentar una pérdida personal, pueden sentirse indefensos frente a la compañía aseguradora.

En México la Ley protege a los asegurados y beneficiarios afectados por una invalidez o por un fallecimiento, y dispone varias alternativas legales para reclamar o demandar el cumplimiento de un seguro y exigir la indemnización que le corresponde.

Sin embargo, es muy importante contar con una asesoría especializada, basada en la experiencia y conocimientos necesarios para defender con firmeza y efectividad sus intereses, frente a compañías aseguradoras con vastos recursos económicos y legales.

Esa es la razón fundamental por la que nos dedicamos exclusivamente a quejas, reclamaciones y juicios de seguros: porque creemos que los contratos, como las promesas, deben cumplirse.

No dude en consultarnos en forma completamente gratuita, y le daremos la información que le permita tomar la mejor decisión para demandar el cumplimiento de un contrato de seguro de vida.

Manos de apoyo.jpg

Causas de rechazo y problemas más comunes en seguros de vida.

Además del fallecimiento del asegurado, los seguros de vida incluyen la cobertura de riesgos complejos como invalidez total y permanente, gastos funerarios, exención de pago de primas, pérdidas orgánicas, ahorro o supervivencia, fallecimiento accidental y colectivo; y otras modalidades que vuelven al seguro de vida un instrumento complejo que genera retos especiales para su cumplimiento.

No obstante, algunas de las problemáticas más comunes que se presentan con las compañías aseguradoras para cobrar una indemnización derivada de seguros de vida son:


Rescisión por omisiones e inexactas declaraciones en la solicitud del seguro.

Al rescindir el contrato por omisiones o inexactas declaraciones en la solicitud de seguro, la aseguradora pretende deslindarse de toda responsabilidad con respecto del seguro.

De acuerdo los artículos 8, 9 y 10 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, al solicitar el seguro, el asegurado o su representante deben declarar cualquier hecho relevante en el cuestionario de la aseguradora (como enfermedades o padecimientos previos).

Si bien es cierto que el artículo 47 establece que cualquier omisión o inexacta declaración faculta a la empresa a rescindir el contrato, es importante conocer los límites y excepciones sobre la facultad de la aseguradora para rechazar el pago del seguro, ya que no siempre se cumplen los requisitos para que se considere una rescisión legalmente válida.

Si recibió un aviso de rescisión, es indispensable asesorarse correctamente para efecto de corroborar si efectivamente la compañía aseguradora tenía la facultad de rescindir el contrato y si llevó a cabo el acto de notificación en forma correcta, pues de lo contrario, la negativa podría ser declarada improcedente.

Artículo 47.- Cualquiera omisión o inexacta declaración de los hechos a que se refieren los artículos 8, 9 y 10 de la presente ley, facultará a la empresa aseguradora para considerar rescindido de pleno derecho el contrato, aunque no hayan influido en la realización del siniestro.

PrescripciÓn del derecho para reclamar el seguro.

El artículo 81 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro establece dos plazos para ejercitar las acciones derivadas de los contratos de seguro:

  • Cinco años para la cobertura de fallecimiento en los seguros de vida, 
  • Dos años para los demás casos. 

No obstante, existen excepciones a la regla anterior, ya que el plazo de prescripción se interrumpe por las causas establecidas en el Código de Comercio, pero además, según el artículo 82 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro, el plazo no puede correr sino hasta que el beneficiario tiene conocimiento del derecho constituido a su favor.

Por eso es indispensable estudiar cada caso en particular, ya que pueden haberse actualizado supuestos en los que no transcurre el término de prescripción, a pasar de que el fallecimiento o la invalidez hayan ocurrido con dos años o más de antigüedad.

Artículo 81.- Todas las acciones que se deriven de un contrato de seguro prescribirán: I.- En cinco años, tratándose de la cobertura de fallecimiento en los seguros de vida. II.- En dos años, en los demás casos. En todos los casos, los plazos serán contados desde la fecha del acontecimiento que les dio origen.
Artículo 82.- El plazo de que trata el artículo anterior no correrá en caso de omisión, falsas o inexactas declaraciones sobre el riesgo corrido, sino desde el día en que la empresa haya tenido conocimiento de él; y si se trata de la realización del siniestro, desde el día en que haya llegado a conocimiento de los interesados, quienes deberán demostrar que hasta entonces ignoraban dicha realización.

Otra de las causas más comunes de negativa del pago del seguro es porque la prima no fue pagada puntualmente y se había agotado el período de gracia que se establece en el artículo 40 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro.

Sin embargo, existen varias disposiciones legales y contractuales que protegen a las personas que por alguna razón no pudieron pagar algún período o parcialidad de la prima, ya sea por causa de fuerza mayor o por otros motivos no imputables al asegurado o beneficiario. También en casos donde el contratante pagó la prima a través de su agente de seguros y no fue recibida por la compañía, en casos de cobro domiciliado a tarjeta de crédito donde por error del banco o de la aseguradora no se hizo el cargo correspondiente, y en algunos seguros de vida, se estipulan cláusulas que garantizan la continuidad del seguro, con cargo a los valores garantizados generados por los pagos de prima ya realizados.

Si la aseguradora está negando el pago por falta de pago de la prima, no dude en contactarnos para una consulta gratuita, donde analizaremos su caso y le diremos si tiene algún recurso a su alcance.

Artículo 40.- Si no hubiese sido pagada la prima o la fracción correspondiente, en los casos de pago en parcialidades, dentro del término convenido, los efectos del contrato cesarán automáticamente a las doce horas del último día de ese plazo. En caso de que no se haya convenido el
término, se aplicará un plazo de treinta días naturales siguientes a la fecha de su vencimiento.

Falta de pago de la prima del seguro.


Seguros de Vida- Header .jpg

Tenemos más de veinte años de experiencia recuperando a favor de nuestros clientes seguros de vida de todo tipo, incluyendo:

  • Seguros de vida individuales

  • Seguros Institucionales, de grupo y colectivos

  • Seguros para deudores (créditos hipotecarios, tarjetas bancarias, créditos de avío, etc.)

  • Seguros de invalidez total permanente o pérdidas orgánicas

  • Seguros por fallecimiento accidental

  • Seguros de Gastos funerarios

  • Seguros dotales, de ahorro, planes educativos, etc.

  • Seguros de supervivencia